La panoramización o también llamado panning del inglés, es básicamente el arte de ubicar instrumentos a través de todo el campo sonoro del sistema de sonido estéreo.

Para comprender la panoramización, primero debemos entender los principios básicos del sistema de sonido estéreo: Dos canales de audio que se encuentran separados uno a la izquierda y otro a la derecha, cada uno posee su altavoz. Ambos representan el sonido en el espacio.

El panning nos permite entonces situar sonidos como si estuviéramos dibujando un paisaje.

Pero panoramizar va más allá que solo ubicar sonidos, lo considero un arte porque a través del paneo podemos generar emociones para quien escucha, se puede generar movimiento a las pistas, se pueden resaltar instrumentos o evitar colisiones entre instrumentos que compiten entre sí.

Un paneo correcto logra que una obra musical suene con más amplitud, mucho más grande y profundo; o todo a la misma vez.

Sabido esto, conozcamos las tres áreas de panoramización: extremo izquierdo, extremo derecho y el centro.

2016 Bobby Owsinski

El centro

En el área del centro se le aplica panning a los elementos musicales más importantes como la voz, Sin embargo, también se incorpora instrumentos graves como el bombo, el bajo o la caja.

Esta técnica tiene fundamento físico, si los elementos graves se ubican a los extremos, puede representar un problema de fase y por consecuencia dejar de sonar en un sistema estéreo.

También panear hacia el centro los elementos graves viene de la era del vinilo. A mediados de los años 60’s, quienes producian, paneaban los instrumentos hacia un extremo y las voces hacia el otro. En esa época las técnicas no eran claras y las mesas de mezcla no tenían potenciómetros de paneo.

La panoramización en los 60’s era tan limitada que las mesas de mezcla utilizaban un interruptor de tres vías para asignar pistas a la salida izquierda, derecha o ambas como centro. Así lo trabajaba la consola REDD de Abbey Road Studios, utilizada para grabar los Beatles y otras bandas del momento.

Por estas limitaciones, al cortar los discos de vinilo surgían grandes problemas: Si existía un pico de graves en un lado, se generaba un desequilibrio en las bajas frecuencias. La única manera de evitarlo, era disminuir la energía en bajas frecuencias o panear hacia el centro los instrumentos con frecuencias graves.

Izquierda y Derecha

Normalmente la panoramización en estos dos sentidos no ha representado situaciones complejas para profesionales de mezcla y masterización. Por lo general en estas ubicaciones se colocan instrumentos de frecuencias altas.

Cuando surgieron las herramientas que permitían hacer paneo, quienes trabajaban el sonido comenzaron a panoramizar todo hacia los extremos derecho e izquierdo, buscando así que todo sonara amplio y grande. Esto ocasionó otra serie de problemas, todo sonaba enorme porque los teclados y efectos empezaron a ser fabricados con salidas estéreo con algo de chorus en uno de los canales y el resultado final fue el “big mono”.

Hay tres territorios sagrados en la mezcla; si colocas algo ahí, debe tener una razón y un objetivo para hacerlo. La panoramización debe garantizar que todo esté ubicado en el lugar correcto, no solo por su frecuencia, sino con la garantía de que los instrumentos no compitan entre si.